Puromenu Huesos de Ciervo 1kg

4,95 IVA incluido

 

  • Deliciosa mezcla de huesos de cuello y esternón
  • Perfecta para perros adultos de tamaño mediano o con alergia alimenticia acostumbrados a comer huesos
  • Con irresistible sabor a madera
  • Rico en grasas Omega 3 necesarias para la salud de la piel, de las articulaciones y las células
  • Pese a que se usan detectores de metales para eliminar restos de proyectiles, puede ocurrir que algunos de estos restos todavía estén presentes en la carne. Por ello siempre recomendamos inspeccionarla antes de servirla
  • Contenido 1kg – en piezas, natural crudas y congeladas

CONSULTA SERVICIO DE ENTREGA EN TU CÓDIGO POSTAL

Agotado

Dinos tu email y te avisaremos cuando esté disponible!

Descripción

¡Una selección de huesos para perros con un paladar fino! Es una delicia masticable de huesos carnosos, huesos recreativos y cartílago. Tiene un exquisito sabor a madera, da entretenimiento sano, contiene minerales esenciales y es excelente para limpiar los dientes – ¡a tu perro le encantará!

Esta selección es mejor para perros adultos ACOSTUMBRADOS A COMER HUESOS, puede ser demasiado duro para los dientes de cachorros y perros señior. No servir para perros “tragones”.

Supervisa a tu perro y gato siempre cuando juega con los huesos ya que en ocasiones pueden romper o astillarse.

Este artículo viene en piezas separadas y congeladas a -18ºC durante mínimo 2 semanas. Sólo debe ser suministrado crudo.

INGREDIENTES

Composición: Huesos y cartílago de ciervo y corzo (100%)

Componentes analíticos: Proteína 17%, aceites y grasas brutos 24%, humedad 45%. Las analíticas de productos naturales pueden variar ligeramente.

PREPARACIÓN DE LA COMIDA

Recomendamos saca el producto de su envoltorio y descongelarlo en un refrigerador durante la noche (en un tupper). Recuerda descongelar siempre por completo y servir a temperatura ambiente.

En general, el manejo de los alimentos naturales crudos para animales de compañía es el mismo que el manejo de cualquier tipo de carne que comemos nosotros. Una vez descongelado, debe conservarse en la nevera como mucho 48 horas.

Limpia los utensiliosmanos y comederos después de servir la comida.

El agua fresca debe estar siempre disponible.